Aloe Vera para la piel - Beneficios y aplicaciones

Aloe Vera para la piel - Beneficios y aplicaciones

Las cualidades del  Aloe vera para cuidar nuestra  piel se conocen desde la antigüedad y desde hace unos pocos años  parecen haber sido redescubiertas por el gran público. El Aloe vera está de moda y ello nos facilita el acceso a la  información de los múltiples beneficios que podemos obtener con su uso.

 

El aloe vera, por su composición, es regenerante, antiinflamatorio, suavizante, hidratante, bactericida, astringente, antiinfeccioso, antiséptico y tonificante. Previene el fotoenvejecimiento prematuro, restablece el equilibrio entre los cambios degenerativos y regenerativos, estimula la síntesis de colágeno y de las fibras de elastina de la piel, tiene propiedades para regular el PH en sus tres capas (epidermis, dermis e hipodermis), también humectantes, de limpieza y  que recuperan la actividad natural de la flora cutánea.

Todas estas propiedades lo convierten en un imprescindible, tener una planta o una botella de gel  de aloe en casa nos permitirá usarlo en  múltiples aplicaciones:

Sequedad de la piel, hidrata y evita la pérdida de humedad.

Psoriasis, la penetración de los polisacáridos del gel de aloe a través de la piel favorece la humectación, ocluye la dermis e inhibe la formación de las placas psoriásicas de manera que puede reducirse de manera significativa la duración de los brotes.

Picaduras de insectos, medusas  y ortigas, actuan sus funciones antisépticas, antiinfecciosas y antiinflamatorias, alivia el picor.

Rasguños.

Irritaciones.

Retrasa la aparición de arrugas. 

Postafeitado.

Postdepilación.

Manchas de la piel; aplicado con regularidad las atenua.

Quemaduras (incluidas las solares) de poca extensión y de primer grado; Calma el dolor y regenera la piel. Se ha demostrado que el gel de aloe aumenta el correcto entrelazado de las fibras de colágeno sobre la zona lesionada, por el mismo motivo facilita la curación de heridas.  

Acné, ayuda a mejorarlo pues regula la produccion de grasa. Reduce las cicatrices.

Poros obstruidos.

Para después de tomar el sol, recupera el manto hidrolipídico, refresca y descongestiona consiguiendo un bonito y duradero bronceado.

Más del blog

Últimas entradas