Nuestra Marca

Sobre nuestra marca

La piel es el mayor órgano del cuerpo humano. Un porcentaje muy elevado del que aplicamos en ella es absorbido por nuestro sistema sanguíneo.

La cosmética convencional aporta a nuestro cuerpo diariamente una química innecesaria con productos de origen petroquímico y sintético (parafinas, aceite minerales, siliconas, polímeros plásticos), conservantes sintéticos (parebenes, imidazolinidil urea...) que causan muchas reacciones alérgicas, colorantes artificiales y perfumes también sintéticos.

Nuestros cosméticos están elaborados con ingredientes naturales y principios activos de origen ecológico en laboratorios dotados de la más alta tecnología, con controles microbiológicos y controles de calidad, con un gran equipo humano, técnico y científico que garantizan un compromiso con las personas para ofrecerle productos de alta calidad. Su proceso respeta el medio ambiente con el seguimiento desde el origen.

No testamos en animales.

 

Cosmética ecológica

La cosmética ecológica emplea para sus productos únicamente sustancias naturales, con ingredientes procedentes de cultivos ecológicos o biológicos, obviando cualquier principio activo de origen sintético.

Utiliza prácticas de manufactura respetuosas con el medio ambiente y controla minuciosamente toda la cadena de producción.

La cosmética ecológica y natural trae una gran cantidad de ingredientes activos en su formulación, en la cual no hay ningún componente de relleno para aportar o modificar la textura, el olor, o el color. Así pues, su efectividad es mucho más alta que en otros tipos de composiciones.

La cosmética ecológica favorece, además, el proceso de regeneración y cicatrización natural de la piel, respetando su equilibrio sin forzarla ni provocar reacciones adversas.